HE TOMADO VINO DE JUREMA.

Ha sido una experiencia profundamente dolorosa. He vivido el dolor que mi marido y mis hijos van a experimentar cuando yo muera. El dolor que he sentido ha sido desgarrador, jamas había sentido esta intensidad de dolor… Gracias a este dolor, pude comprender y sentir el gran valor de la Vida, Vi, que con mi muerte, mis hijos van a experimentar un profundo cambio evolutivo en sus vidas que les va a ayudar profundamente en su desarrollo, esto me produjo un gran consuelo.

Chic@s yo os digo, no es necesario llegar a tener un cáncer para apreciar el maravillosos REGALO que es la Vida, aprovechar cada momento, agradecer lo que tenéis, vuestros hijos, vuestra casa, vuestra pareja, vuestro trabajo…. cada momento en que respiréis es un regalo. No pongáis energía en rencores, críticas, culpabilidades…, responsabilizaros de vuestra propia Vida y construirla en el amor.

Gracias Baraka Levante, sin vosotros no hubiera vivido esta experiencia tan profunda y reveladora.

N.L.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *