SIGUE EL CAMINO REAL:

FRECUENTA A LOS DERVICHES.

En el año 1996, Giacomo Rizzolatti junto con Giuseppe di Pellegrino, Luciano Fadiga, Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese en la Universidad de Parma, en Italia, descubrieron, en un claro caso de serendipia, las neuronas espejo.

Las neuronas espejo son una clase de neuronas que se activan cuando un animal o una persona ejecuta una acción, y también se activan cuando observa esa misma acción al ser ejecutada por otro individuo, especialmente si es un congénere. Las neuronas del individuo “reflejan” el comportamiento del otro, como sí el observador estuviera realizando la acción.

El descubrimiento va más allá, y posteriores investigaciones descubrieron que esta activación predispone al observador para realiza la misma acción que está observando, es decir, que ver determinadas acciones induce al observador a realizarlas, o, para ser más precisos, a realizar acciones semejantes.

Y esta observación puede ser tanto de una persona actuando realmente o de una filmación de dicha persona actuando (o de una película de dibujos animados en las que se realiza dicha acción).

Como las neuronas espejo se activan tanto cuando se realiza una acción, cuanto cuando ves que acción la realiza otro, tanto realizar la acción cuanto ver cómo la realiza otro, te sirve de entrenamiento.

Además, resulta que cuando ves a alguien realizando una acción, te ves inducido inconscientemente a realizar otra acción semejante.

Del mismo modo, aunque no realices posteriormente está acción semejante, se han activado nuestras neuronas espejo, las mismas que se activan cuando realizas dicha acción.

El entrenamiento consiste en realizar la acción en cuya realización pretendes mejorar, para que la activación neuronal de tus neuronas implicadas haga que las próximas veces la realización de esa acción te sea más y más fácil. Del mismo modo la mera observación de cómo otra persona realiza esa acción activa también parte de tus neuronas implicadas en la acción, haciéndote así más fácil su posterior realización.

Es decir, ver cómo alguien que domina el esquí esquía, te facilita esquiar, y ver como un experto futbolista juega al fútbol, te hace mejorar tu desempeño en el fútbol.

Lo curioso es que no es ni siquiera necesario que veas cómo alguien realiza una acción, sino que es suficiente con que veas una imagen en la que alguien está realizando esa acción para que se activen esas neuronas espejo. Claro está, siempre que reconozcas en la imagen la acción que en ella se representa, es decir, que para que tenga en ti ese efecto una imagen fija es necesario que sepas qué acción está representándose en esa imagen.

Las consecuencias que se extraen de todo esto, además de las ya señaladas, son:

  1. Que las imágenes con las que decoras una estancia o un espacio te inducen a la realización de la acción que esa imagen representa.

  2. Que las imágenes fijas que no puedes interpretar, por estar fuera de contexto o por resultar inexplicables para ti, te inducen a la reflexión, generalmente de forma inconsciente.

  3. Que ver documentales de personas expertas realizando aquello en lo que quieres mejorar, te ayuda a mejorar en ese campo.

  4. Que ver cómo otras personas hacen algo que saben hacer bien, te ayuda a mejorar tu ejecución de esa actividad.

Sin embargo para ti es todavía más importante saber que no sólo puedes mejorar con estas técnicas tu desempeño en un concreto campo, sino que observar a personas que viven como te gustaría vivir, o que actúan en la vida como te gustaría comportarte, te ayuda a vivir de esa manera o a comportarte de ese modo.

Si a todo ello unes que la presencia física del otro te transmite mucha más información que la que transmiten las imágenes o las palabras (1), para quien quiere seguir la senda real la conclusión evidente es: frecuenta la compañía de aquellos que viven o actúan como tú deseas hacerlo.

Abu Fran, abdal sufí.

NOTA 1: Vease:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *